Te encontré como una hermosa laguna en el viaje de mi vida.

Cuando en épocas como las actuales nos separa la distancia en kilómetros, nos separa la distancia en tiempo en nuestras agenda y el mundo se viene abajo porque no puedo al menos llamarte, me cuestiono los sentimientos hacía tí.

Pero la duda permanece solo en los momentos donde todo el trabajo, toda la rutina me absorven y realmente durante esos momentos prácticamente no existo yo.  Basta con que el ajetreo diario se reduzca para que mi mente regrese nuevamente a tí, piense en llamarte y no pueda y decida entonces enviarte un pensamiento de amor y pedir a cambio la imagen de tu belleza en mi mente.

Se ademas que el sentimiento es real cuando al despertar cada mañana a muchos kilómetros de tí llegas a mi mente y me pregunto si estarás ya levantada y te incluyo en mi oración mientras me preparo para un nuevo día.

Con todo el corazón quisiera saber si a ti te pasa algo similar, si durante el día te llego a la mente y si durante la noche duermo en tu corazón cuando la distancia nos separa.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: